Nuevos criterios que se aplicarán en las oposiciones de Educación en toda España.


Las pruebas de las oposiciones para maestros y profesores de 2018 seguirán siendo eliminatorias para cumplir con los principios de capacidad, méritos, igualdad de oportunidades, calidad del sistema y seguridad jurídica pero aumentarán los puntos que se dan por la experiencia previa y la fase de concurso tendrá más peso.

Así lo ha decidido el Ministerio de Educación tras reunirse con las Comunidades Autónomas en la Conferencia Sectorial celebrada para revisar el proyecto de Real Decreto que establece el reglamento para estos exámenes.

En las últimas semanas, las comunidades gobernadas por el PSOE y los principios sindicatos docentes habían pedido que las pruebas no fueran eliminatorias para que los profesores interinos tuvieran más opciones en las oposiciones con el objetivo de reducir las tasa de interinidad, que es de más del 20% según el dato recogido por Efe. A pesar de las discrepancias, los consejeros socialistas acatarán el criterio de la mayoría de las Comunidades Autónomas y de los informes de la Abogacía del Estado.

EducaciónEl real decreto que aprueba el reglamento de ingreso, acceso y adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes saldrá adelante a mediados de febrero, y los temarios para estas oposiciones no se cambiarán hasta 2020.

El secretario de Estado de Educación, Marcial Marín ha defendido mantener el carácter eliminatorio de las pruebas porque los nuevos egresados o licenciados deben tener opciones de optar a una plaza docente al igual que el resto de los opositores. Ha insistido, además, en que sea así porque de los contrario, “hay un enorme riesgo de que se puedan impugnar” y “se generaría un auténtico caos”.

Un 5 mínimo en la prueba de conocimientos.

Por ello, la prueba de conocimientos, que consta de dos partes (prueba práctica y desarrollo de un tema), será eliminatoria: es decir, se valorará de 0 a 10 puntos y para su superación se deben alcanzar un mínimo de 5 tras sumar las dos puntuaciones. También habrá una prueba de aptitud pedagógica que de igual forma el aspirante superará con una puntuación igual o superior a 5 puntos.

Además se ha fijado que la ponderación de la fase de oposición sea del 60% y del 40% la del concurso, porcentajes que antes de las distintas reuniones que ha mantenido el Ministerio con sindicatos y comunidades eran del 66,6% y del 33,3%, respectivamente.

Respecto a los temas, que extraerá al azar el tribunal, los opositores podrán elegir entre 3 temas y no 2 en especialidades no superiores a 25; 4 en vez de 3 cuando el número sea de entre 25 y 50; y escoger entre 5 y no 4 cuando esa cifra sea superior a 50 temas.

Con las modificaciones acordadas este martes sobre el Real Decreto 276/2007, aumenta la valoración de la experiencia docente previa, pasando de un máximo de 5 puntos a 7; y la antigüedad se valorará en un máximo de 10 años en lugar de 5.

Respecto a este últimos punto, los aspirantes tendrán una puntuación por cada año de experiencia de entre 0,700 y 0,350 puntos en centros públicos y de entre 0,150 y 0,100 en otros centros.

El consejeros de Educación de Baleares, Martí March, y el secretario autonómico de Educación valenciano, Miguel Soler, han explicado que la postura “común” socialista es que las pruebas no fueran eliminatorias después de años sin oposiciones y dado el alto número de interinos. Pero han asegurado que acatan la decisión tomada en esta reunión, que ha sido solo consultiva, porque luego es el Ministerio el que toma la última decisión.

Publicado en “PortalParados.com” 21 de Diciembre de 2017.

Comparte en tus Redes Sociales:

Dejar un comentario